El gobierno municipal de Puente de Ixtla presentó su proyecto ecológico denominado «Bye bye unicel» que pretende reducir la contaminación en el municipio y ayudar al medio ambiente puesto que el unicel tarda en degradarse mil años generando durante este periodo focos de infecciones y daños a la salud.

Una de las fuentes de economía que tiene el municipio es la venta de «gorditas», producto que se sirve en platos de unicel siendo así la mayor parte de fuente de contaminación, por tal motivo las «gorderas» han recibido con mucho entusiasmo ésta propuesta de reducir la utilización del unicel.

Los miembros del ayuntamiento ya han tenido acercamiento con la comunidad estudiantil para sumar y poder erradicar el problema del unicel invitándolos a usar sus recipientes plásticos cada vez que vallan a comprar sus alimentos.

Comentarios

comentarios